No le den besos a los bebé

Una madre compartió una foto d3sgarradora del herpes labial que afecta a su pequeña hija, como una advertencia a los padres.

La mujer identificada como Leah Green, dijo que tuvo “tres semanas horribl3s” cuidando a la pequeña Sadie, de tan solo 21 meses de nacida, y quien después de haber contraido el virus del herpes, sufría a causa de las dolorosas úlceras bucales, también llamadas ampollas febriles, que sangr4ban con frecuencia.

La madre habló sobre la terrible experiencia y advirtió a los padres que “no permitan que nadie bese a sus bebés”.

La mujer expresó:: ‘Escuchen y aprendan de mi experiencia de primera mano, el por qué no deben besar a los bebés o niños, ¡especialmente si no son tuyos! . A su niña le salieron dos pequeños puntos en el labio y luego le subió la temperatura a 39°C.

“En cuestión de horas, las manchas se estaban extendiendo por todo su rostro y se formaron manchas blancas en su boca, que luego se convirtieron en esta horrible cosa parecida a pus y que estaba especialmente detrás de sus dientes.

‘El más mínimo toque hacía que las manchas sangr4ran y por lo tanto la pequeña gritaba de agonía. Esto significaba que no podía comer ni beber, lo que provocó pérdida de peso y deshidratación.
¡Ella estaba absolutamente adolorid4 y se pegaba a mi pecho buscando consuelo durante cuatro días seguidos! ¡El solo intento de moverla la hacía gritar! expresó la madre.

Leah también agregó: ‘Ser padres primerizos y ver a tu hijo con tanto dolor fue horrible. Fueron tres semanas muy, muy largas y duras, ¡así que espero poder ayudar a otros padres difundiendo el mensaje para crear conciencia!


‘Por favor, por favor, NO besen ni permitan que nadie bese a sus bebés. No importa quiénes sean o si crees que se ofenderán. ¡Si se sienten ofendidos no importa, siempre y cuando puedan mantener a sus bebés a salvo!

El herpes labial son pequeñas ampollas llenas de líquido que aparecen en la piel de una persona una vez que se ha infectado con el virus del herpes simple.

La mayoría se exponen al virus altamente contagioso cuando son jóvenes, a través del contacto cercano, pero no sufren síntomas hasta que son mayores. Algunas personas viven con el virus sin tener brotes.

Una vez que te has infectado, tienes el virus por el resto de tu vida.

El herpes labial se siente irritante, con picazón y dolor y puede causar altas fiebre, pero generalmente desaparece en aproximadamente 10 días sin consecuencias graves.
Sin embargo, pueden ser muy peligrosos para los bebés que no han desarrollado un sistema inmunitario eficaz.

Cuando los recién nacidos se exponen al virus, se denomina herpes neonatal; esto puede llegar a m4tar a los bebés, pero es extremadamente raro en el Reino Unido.

El NHS dice: ‘Un bebé tiene mayor riesgo de contraer una infección de herpes en las primeras cuatro semanas después del nacimiento.

“No debe besar a un bebé si tiene herpes labial para reducir el riesgo de propagar la infección”.