Importancia de la Nutrición en el Embarazo: Alimentos Recomendados

La idea de un parto feliz a causa de la nutrición que lleva la madre puede sonar tonta, pero la verdad es que las comidas y bebidas ingeridas por la madre influyen significativamente durante el periodo del embarazo y por supuesto durante el trabajo de parto

Es por esto que muchas madres cambian su dieta al momento de confirmar su embarazo por sugerencias del doctor, ya que este le recomienda principalmente cuales son los nutrientes que debe consumir con más frecuencia para un buen desarrollo del bebe, y cuales disminuir su consumo o preferiblemente evitar consumirlo en su totalidad.

Por eso te explicaremos cuales son las opciones disponibles sobre la mesa, y así conozcas cuáles son los alimentos más recomendados, y los no recomendados durante el embarazo, para mantenerte saludable y sin complicaciones a ti y a tu bebé.

¿Cuáles son los nutrientes y alimentos recomendados durante el embarazo?

Nutrición en el Embarazo

No hay una fórmula mágica o única para una dieta saludable durante el embarazo, sin embargo, las embarazadas deben estar conscientes sobre los nutrientes que obtienen de su alimentación, puesto que además de proporcionarle suficientes nutrientes al bebe, ellas también deben asegurarse de estar saludables debido a los cambios que su cuerpo atravesará durante la gestación y el futuro trabajo de parto.

Independientemente de si tendrá un parto natural o cesárea, lo que se busca con estos nutrientes y alimentos recomendados es que la madre esté sana, que el bebé se forme completamente saludable, y que ambos estén libres de complicaciones innecesarias.

Los nutrientes claves para contribuir a un embarazo sano, según la recomendación de los doctores principalmente son:

Ácido fólico

Es una vitamina B primordial para el desarrollo del bebe, debido a que ayuda a la prevención de defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal del bebe, conocidos como defectos del tubo neural.

Después de los primeros 28 días de concepción, es que pueden comenzar a ocurrir estos efectos, desafortunadamente, las madres normalmente se enteran su estado luego de estos 28 días, por tal, si la mujer quiere quedar embarazada lo ideal es que aumente el consumo de esta vitamina antes de quedar embarazada y continúe con el consumo de la misma luego de la concepción. El ácido fólico además de ser ingerido en pastillas suplementarias, puede ser encontrado mayormente en vegetales, bayas, frijoles, cítricos y cereales.

Calcio

Es el mineral encargado de la formación de los huesos y dentadura del bebé. En caso de que la madre no consuma las cantidades necesarias de este mineral, automáticamente el feto extraerá el calcio contenido en sus huesos para nutrirse, pudiéndole ocasionar una deficiencia de calcio severa. 

También se recomienda ingerir alimentos que contengan vitamina D, debido a que esta es la que permite la absorción del calcio.

El calcio también contribuye a que el cuerpo de la madre regule los fluidos del cuerpo debidamente, también ayuda al correcto funcionamiento del sistema circulatorio, muscular y nervioso; además de reducir el riesgo de padecer de preeclampsia durante el embarazo. 

Las principales fuentes de calcio son la leche, yogurt bajo en grasa, quesos, pescados bajos en mercurio como salmón y sardinas.

Hierro

Es un mineral que, en conjunto con el sodio, potasio y el agua ayuda a incrementar el volumen de la sangre en el cuerpo, suministrando debidamente el oxígeno al cuerpo de la madre y al bebe. El cuerpo de la mujer es capaz de absorber más eficientemente este mineral mientras está en estado de gestación.

En caso de que la madre no ingiera suficiente hierro esta puede desarrollar anemia, cansancio, irritabilidad, depresión durante el embarazo, así como ocasionar un parto prematuro, que él bebe nazca bajo de peso, y en el peor de los casos él bebe podría nacer muerto

Las principales fuentes de hierro están en el consumo de frutos secos, huevos, algunos cereales fortificados con hierro, salmón, puerco o cerdo en pocas proporciones, legumbres y hortalizas

Debe tomar en cuenta que las fuentes que contengan hierro que no sea provenientes de origen animal serán más fáciles de absorberlas para el cuerpo, al igual que consumir vitamina C ayudará al cuerpo absorber apropiadamente el hierro.

Proteínas

Las proteínas son fundamentales para garantizar el debido crecimiento de los tejidos y órganos del bebe, incluyendo al cerebro. También ayuda al crecimiento del tejido del útero y el tejido mamario en el embarazo. Incluso ayuda al incremento de la sangre en el organismo de la madre; lo cual, como ya mencionamos, resulta beneficioso tanto para ella como para él bebe.

Un consumo alto de proteínas es vital durante los primeros tres meses del embarazo que es cuando se empiezan a formar muchas estructuras en el feto. La carencia de proteínas durante el embarazo puede afectar la formación del bebe a nivel de los huesos, corazón y cerebro.

Las principales fuentes de proteínas son las carnes, huevos, granos, pescados, etc.

Consulte con su médico o nutricionista para que le indique una lista más extensa de opciones de alimentos y nutrientes que debe consumir para su bienestar y el de su bebé.

Lo que se debe evitar en el embarazo

Hay alimentos que la madre no podrá ingerir durante el embarazo, o que debe disminuir su consumo, porque afectan negativamente su salud y la del niño, aumentando riesgos innecesarios durante la gestación y/o el parto. Entre los nutrientes y alimentos que se deben evitar se encuentran:

Quesos blandos

Deben evitarse los quesos blandos o cualquier otro alimento producido con leche no pasteurizada porque podrían contener una bacteria llamada listeria, la cual podría causar infecciones y síntomas leves en la madre, sin embargo, pueden llegar a desarrollar una infección estando dentro del útero y morir a causa de ella o desarrollarla luego de nacido.

Carnes crudas

La carne cruda o poco cocida se deben evitar a toda costa; al igual que el hígado, ya que contiene vitamina A y puede ser perjudicial para el feto. Estos alimentos son retirados de la dieta de la madre debido a que hay un riesgo de contraer toxoplasmosis en su consumo y causar un aborto espontaneo en la madre.

Huevos crudos o parcialmente cocinados

Los huevos deben ser cocinados hasta que la yema esté sólida. Esto porque al no estar completamente cocidos puede contener salmonela, y aunque no dañe al feto, la madre puede sufrir una intoxicación alimenticia.

Cafeína

La cafeína es un estimulante y puede alterar a la madre. Los médicos recomiendan reducir su consumo a una tasa diaria como máximo, y de ser posible solo 2 o 3 veces por semana. El consumo de cafeína en exceso puede producir alteraciones en el desarrollo del bebe y en el peor caso un aborto. 

La madre debe tomar en cuenta que no solo el café contiene cafeína, sino otros productos como bebidas energéticas, chocolate, y algunos medicamentos. 

Sal

Es recomendable reducir el consumo de sal en el embarazo para evitar niveles altos de tensión y que pueda presentarse una preeclampsia. Además evitando las sales disminuyen las hinchazones propias del embarazo que son más severas en mujeres que consumen mucha sal porque retienen líquido. 

Azúcares y dulces

El consumo de azúcares y dulces puede favorecer a la aparición de diabetes gestacional que no solo afecta a la madre sino también al bebé, haciéndolo tendiente a la obesidad y diabetes mellitus en un futuro. También debe disminuir el consumo de harinas procesadas porque se metabolizan como azúcares.

Estas son solo algunas recomendaciones, su doctor le indicará con más detalles que debe o no consumir y en qué proporción. La dieta puede variar de una madre a otra, así que no debe guiarse únicamente por las recomendaciones de otras madres, su especialista la guiará en lo más recomendado para usted. 

Una alimentación balanceada y con los nutrientes esenciales favorecerán su salud durante el embarazo y por ende la de su bebé y así podrá tener un parto sin complicaciones y el nacimiento de un niño saludable.